Ramos de Novia

Una de las piezas clave para la novia es sin duda el ramo. Es un símbolo que acabará de completar su imagen e incluso puede llegar a definir el estilo de la boda. Para elegir el ramo hay que tener en cuenta varios factores: debe de ser proporcional al cuerpo de la novia en cuanto al volumen; también hay que fijarse en la tonalidad de su piel, color de pelo y color de ojos; asimismo importa el estilo, color y volumen del vestido; influye además la época del año, tanto por los colores del ramo como por el tipo de flor, ya que no todas las flores están disponibles durante todo el año; y como no, la personalidad, algo que marca nuestras vidas en todo momento y eso incluye la elección del ramo, si eres tímida te verás más cómoda con un bouquet pequeño y sencillo y si eres un poco más atrevida puedes llevar un ramo de líneas más modernas en cuanto a forma y color.
A pesar de su tamaño, el ramo de novia es el arreglo floral que requiere más técnica y mayor calidad estética.
Además de reflejar el buen gusto de la novia, debe de ser cómodo de llevar y soportar los movimientos de la ceremonia, el traslado, las fotos y finalmente el vuelo hasta caer en las manos de la próxima soltera en casarse.
La novia es la gran protagonista del día y el ramo es uno de sus complementos más cercanos, del cual sólo se separa ya al final de la celebración. Cada novia debe de tener total confianza en que el ramo realzará su belleza en el día más importante de su vida y que lucirá impecable en todas las fotos de su boda.
.

Te gusta nuestro Arte Floral?